En una sociedad tan cosmopolita y multicultural como la que tenemos hoy en día, los idiomas se han convertido en un referente dentro de la comunicación. Evidentemente, el inglés se ha convertido en lingua franca y con ella se llega al mayor número lectores si publicas una revista o si quieres tener el mayor impacto posible con una página web.

Para ello, las traducciones deben ser de calidad y totalmente fiables. Si bien es cierto que la inteligencia artificial está proporcionando una mayor tasa de acierto a los traductores automáticos, en artículos y comunicados de cierta relevancia es mejor recurrir a agencias especializadas como mctraducciones.es, ya que está documentado que los errores de traducción en textos delicados puede tener desastrosas consecuencias.

Cómo conseguir traducciones de calidad

El uso de diccionarios terminológicos multilingües y memorias de traducción se actualizan automáticamente a medida que los traductores traducen y pueden ser reutilizados una y otra vez. Sin duda, recurrir a los mejores profesionales en el sector asegura un éxito al 100 %. Puede ser tentador optar por opciones más económicas, como personas nativas que no ejercen la profesión, pero que pueden hacer un “apaño” por una tarifa inferior.

Sin embargo, como se suele decir, a veces lo barato sale caro, e incluso en los textos en los que se pasan por un traductor profesional, se recomienda también recurrir a un revisor que corrija las posibles inexactitudes de contenido y estilo que no quedaron correctamente en el primero filtro.

Reducción del coste de traducción

La memoria de traducción se guarda automáticamente y se reutiliza mientras los traductores traducen. Puesto que algunas agencias no cobran por las repeticiones o las coincidencias de memorias de traducción, la factura ya incluye un descuento sobre el total de palabras de origen, permitiendo así una reducción de inicio.

Además, uno de los pluses de los traductores freelance es que pueden trabajar desde cualquier lugar. De esta manera, las agencias especializadas cuentan con profesionales en diferentes países, lo que resulta en precios muy buenos para idiomas como el español internacional.

Así mismo, las agencias con una trayectoria dilatada en el tiempo ofrecen a los clientes la opción de editar traducciones automáticas mejoradas. Esto mejora la productividad del traductor de aproximadamente 2500 palabras al día a unas 5000 palabras al día sin pérdida de calidad. Esos ahorros también se aplican a las facturas de los clientes.

Calidad netamente superior a las traducciones amateur

Los glosarios y diccionarios que utilizan las empresas especializadas son constantemente actualizados en contexto por los traductores a medida que traducen. Además, como en cualquier otro ámbito, por el hecho de tener experiencia en los ámbitos de los textos, los traductores profesionales son capaces de traducir más rápido y entregar en plazos ajustados, de manera que puedes tener la confianza de que la traducción llegará a tiempo.